3 tareas imprescindibles en la agricultura de verano

Hablamos en nuestro blog esta vez de 3 tareas imprescindibles en la agricultura de verano. Teniendo en cuenta que el verano es una estación especialmente cálida, el estado de los cultivos puede verse seriamente afectado si no prevenimos ciertos peligros. Y, sobre todo, si no actuamos ante determinados signos de que algo va mal.

CUIDA ESPECIALMENTE EL SUELO AGRÍCOLA

¿Por qué? Como hemos dicho, las altas temperaturas propias de la estación del verano producen una mayor sequedad en el sustrato. El resultado es que el suelo se compacta en exceso y eso, a la larga, afectará al crecimiento vegetal y al rendimiento del cultivo.

Además de ajustar el riego a las necesidades reales del suelo y del tipo de cultivo de nuestro campo, es importante reducir el laboreo y el uso de maquinaria agrícola.

Pero también tienen una función importante los reguladores o correctores del suelo. Ellos contribuyen a fijar el PH y movilizar los nutrientes solubles durante un tiempo en el que la humedad de la tierra es bastante inferior a la de cualquier otra época del año.

CUIDADO CON LAS PLAGAS

Entre las tareas imprescindibles en la agricultura en verano están prevenir las plagas y actuar cuando aparecen.

La mosca blanca, que hace que las hojas pierdan su color, y el pulgón son dos de las plagas de verano más comunes. Lo mismo ocurre con la araña roja, otra especie nociva particularmente nefasta para los cultivos en verano.

Como recordaréis, ya el pasado verano dimos unas cuantas recomendaciones para atajar las plagas veraniegas. Lo hicimos en este post sobre las 4 plagas más comunes del verano y sus soluciones naturales.

ESTIMULAR EL CRECIMIENTO CON BIOESTIMULANTES Y BIOFERTILIZANTES

Como es una época también propicia para la siembra de algunos tipos de cultivo, especialmente en la huerta, es importante prestar atención a la nutrición de nuestras plantas.

Precisamente porque las condiciones de la tierra y de la propia planta se ven afectadas por la sequedad, las necesidades nutricionales del cultivo pueden verse perjudicadas. Podemos poner en riesgo la cosecha si no tratamos este aspecto, especialmente en verano.

Bioestimulantes y biofertilizantes son clave

Por eso el uso de bioestimulantes, además en nuestro caso Residuo Cero, proporciona sustancias activas naturales  específicamente diseñadas para inducir los procesos enzimáticos y proteicos necesarios. Son fases primordiales, previas a la floración, cuajado y desarrollo de fruto.

Por otro parte, los biofertilizantes, contribuyen a aportar a árboles y plantas elementos como aminoácidos y micronutrientes, que de otra forma no logra sintetizar el cultivo.

Las especies que cultivamos tienen defensas así para enfrentar plagas y otros riesgos externos. Y, además, logran un desarrollo y calidad foliar que optimiza algo tan importante como la fotosíntesis, especialmente ahora que hay más horas de luz solar.

Leave a Comment

10 − cinco =

Start typing and press Enter to search