Las cinco tendencias clave para la agricultura de 2023

Comienza un año nuevo y, aunque suene a tópico, es importante saber qué podemos esperar de él. De 2023. Por eso, como hemos hecho en otras ocasiones, hablamos de las tendencias clave para la agricultura del año que empezamos. Y es que cómo afrontar las diversas situaciones que afectan a nuestros cultivos está estrechamente ligado a esos retos y, como no, a las nuevas oportunidades que abre la creciente investigación que existe en torno a los productos que se usan en el campo.

Uno de los desafíos para los productores es seguir asegurando la sostenibilidad de los cultivos; hemos de ser conscientes del cambio climático y sus efectos. Parásitos, enfermedades, agentes patógenos… están muy vinculados a una meteorología cambiante y hemos de estar preparados para ello. Cada día, cada año.

1

Las herramientas digitales

La incorporación de nuevas tecnologías y la escasez de una mano de obra especializada es una realidad. La falta de relevo generacional, ya evidente desde hace años, está impulsando la automatización de numerosas explotaciones agrarias. La inversión en tecnología está logrando aumentar la eficiencia de los cultivos y en 2023 esa tendencia, constante en la última década, se mantendrá y seguirá consolidándose.

La digitalización del campo seguirá creciendo en 2023, gracias a herramientas como

  • el riego controlado y de precisión,
  • la gestión de datos a tiempo real para conocer el estado del cultivo y tomar mejores decisiones
  • el uso de drones para cualquier tarea que requiera una precisión superior a la del ojo humano y mejorar significativamente el rendimiento de los cultivos
  • la utilización de dispositivos inteligentes para supervisar todas las operaciones y conocer patrones como los de lluvia y los ciclos del agua

2

Foodtech y la digitalización de la cadena de valor

Hablar de agricultura es hablar de agroindustria. Y es ahí donde, vinculado con la revolución digital que está viviendo la agricultura, es inevitable mencionar lo que muchos llaman foodtech. Nos referimos con ello a la aplicación de la tecnología a la producción de alimentos. Según el informe de Eatable Adventures ‘El Estado del FoodTech en España 2022’España se ha consolidado como ‘Foodtech Nationalcanzando una inversión de 268 millones de euros y situándose como cuarta potencia agroalimentaria a nivel europeo.

3

El consumidor quiere salud y sostenibilidad

La producción agrícola no tendría sentido sin hablar de hábitos de consumo. Y, tal y como lleva ocurriendo varios años, el consumidor está cada vez más seguro de que no habrá futuro sin alimentos saludables y sostenibles. La utilización de soluciones naturales en los campos es clave para que la producción alimentaria se ajuste a esa demanda. La agricultura residuo cero, en la que lleva trabajando desde hace más de una década MAFA, cubre esa necesidad con creces. Y está centrada en responder a esos hábitos de consumo saludable, responsable y sin residuos que sigue creciendo año a año.

4

La atención al medio ambiente

Relacionada con lo anterior está otra de las tendencias que, en realidad, ya son una constante en la forma de practicar la agricultura que está desarrollándose de un tiempo a esta parte. Para garantizar los alimentos a la creciente población mundial, el mundo necesitará producir entre un 60% y un 70% más para el 2050. Este objetivo se vuelve un desafío si queremos priorizar el cuidado del medio ambiente. Pero en MAFA creemos que es posible usando biofertilizantes y bioestimulantes que no generan residuos. Y que, además, se sustentan en la propia naturaleza, en su sabiduría, para convertirse en soluciones eficaces a los problemas más habituales de los cultivos, sin por ello reducir el rendimiento de la producción.

5

Y la nueva PAC

Tampoco podemos terminar este repaso a las tendencias que marcarán este 2023 sin referirnos a la entrada en vigor de la ley que regula el sistema de gestión de la nueva PAC.  La nueva Política Agraria Común, aunque no es una tendencia como tal, es considerada por muchas personas como la más centrada en la sostenibilidad y la protección del medio ambiente hasta la fecha. Y, por tanto, también confirma esa tendencia a la sostenibilidad de los cultivos que lleva varios años consolidándose.

La nueva gestión de los recursos de la Unión Europea destinados a la agricultura afectara a más de 630.000 agricultores y ganaderos en nuestro país.

¡Que el año 2023 venga cargado de buenas noticias para la agricultura y sus profesionales!😊

Leave a Comment

15 − 9 =

Start typing and press Enter to search