Jose Carlos Sánchez, CEO de MAFA: “Una agricultura sostenible necesita soluciones innovadoras, consenso y menos burocracia”

 In NOTICIAS

La movilización de los agricultores y las agricultoras de nuestro país y de toda Europa está poniendo sobre la mesa estas semanas una realidad tan evidente como preocupante: el sector agrícola necesita soluciones viables, sostenibles y rentables para los productores y, como no, una normativa y una burocracia que facilite su ya de por sí complejo trabajo a las personas dedicadas al campo, sin por ello dejar de atender la seguridad y calidad alimentarias.

Es también lo que pensamos desde MAFA. Y así lo confirma nuestro CEO, José Carlos Sánchez Gálvez, que afirma que “una agricultura sostenible necesita soluciones innovadoras, consenso y menos burocracia”. “Lamentablemente estamos viviendo un vacío legal que, unido a los problemas que viene arrastrando el sector por la falta de consenso legal y normativas no del todo bien definidas, hace que los productores de biosoluciones para los cultivos también estemos en ocasiones ‘atados de pies y manos’ para seguir investigando y generando insumos que respondan a las necesidades que impone la emergencia climática y la necesidad de alimentar a una población mundial en crecimiento. Necesitamos un marco regulador estable, consensuado y susceptible de ser revisado si no se ajusta a la realidad del momento”, sostiene.

Como empresa dedicada desde hace más de 50 años a crear productos que solucionen las necesidades de los cultivos, creemos que la colaboración público-privada es fundamental para establecer los marcos normativos de la agricultura española y europea. Tan prioritaria, de hecho, como que se contemple en esas regulaciones el papel que la tecnología y la innovación han de seguir cumpliendo si queremos que la agricultura tenga futuro de verdad. 

El Pacto Verde Europeo se hace necesario hoy más que nunca, pero necesita ser revisado y completado contando con los agricultores y agricultoras, que conocen mejor que nadie a qué se enfrenta el campo actualmente y qué es posible aplicar en su día a día. 

José Carlos Sánchez Gálvez, CEO de MAFA.

“La burocracia y los vacíos legales no pueden seguir asfixiando a la agricultura”, comenta el CEO de MAFA, que lamenta que la Unión Europea retirase justo en el inicio de las tractoradas el plan de reducir un 50% los pesticidas. “Todos los que nos dedicamos a generar soluciones biológicas para el campo, a investigar sobre alternativas naturales y sin toxicidad para los cultivos, creemos en mayor o menor medida que esta lentitud a la hora de autorizar los productos que necesita la agricultura del siglo XXI está perjudicando, y mucho, al sector y, sobre todo, a los productores, que presencian al mismo tiempo cómo la legislación sobre sustancias químicas es cada vez más estricta», afirma Sánchez Gálvez. Recuerda un dato relevante: en los últimos 7 años se han dejado de usar más de 100 tipos de productos de origen químico y apenas se han incorporado a las prácticas agrícolas la mitad de productos de biocontrol

¿Resultado? Los productores agrícolas están hoy día completamente desubicados y es normal que se sientan ‘solos’ ante una realidad que no saben cómo gestionar. No pueden luchar contra plagas o enfermedades con los productos de antes, pero tampoco tienen esas biosoluciones que se pretende ir implantando y que no acaban de estar completamente reguladas por la UE. «También es importante que haya una comunicación y formación clara y decidida por parte de las instituciones para ellos, que necesitan saber qué soluciones existen y están gestándose y cómo implementarlas en sus explotaciones”, indica José Carlos Sánchez.

Bioestimulantes, prebióticos y probióticos, biofertilizantes… Son las ‘herramientas’ de la agricultura de las próximas décadas, una agricultura capaz de asegurar la producción de alimentos con una óptima seguridad alimentaria. “Por eso también es prioritario que se exija esa calidad y sostenibilidad alimentaria tanto a los productos europeos como a los procedentes de terceros países que consume la población europea».

“La agricultura sostenible que todos queremos y necesitamos no puede esperar más. Urge un marco normativo claro, factible, equilibrado. Y, sobre todo, que atienda de una vez por todas a la realidad que preocupa a los agricultores”.

Leave a Comment

seis + ocho =

Start typing and press Enter to search