Día Mundial de la Alimentación: cultivar, nutrir y preservar juntos

Cultivar, nutrir y preservar juntos es el lema de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura con motivo del Día Mundial de la Alimentaciónque se conmemora cada 16 de octubre desde 1979. Es de hecho una de las primeras fechas internacionales fijadas por la ONU. Porque la alimentación, como componente básico para la supervivencia de la humanidad, es una cuestión de suma importancia que no siempre valoramos de la misma manera.

Según los datos de la FAO se estima que en el mundo 900 millones de personas sufren sobrepeso u obesidad. También en base a los datos de este organismo internacional, en 2020 pasaron hambre unos 811 millones de personas. Además, 41 millones de personas corren el riesgo de caer en la hambruna. Es decir, los desequilibrios entre la población del planeta se forjan en torno al acceso a los alimentos. En algunos casos por exceso y en otros, desafortunadamente, por defecto. También recuerda que un 14% de los alimentos se pierden en la cadena alimentaria y un 17% en el eslabón que afecta al consumidor final.

Lo que está claro es que, por un lado, la dieta de parte de las sociedades desarrolladas ha desplazado la dieta saludable por otras formas de comer más rápidas y menos nutritivas. Lo positivo es que, al mismo tiempo, está creciendo la concienciación social en torno a la alimentación saludable y que no genere residuos. Gran parte de la sociedad de los países desarrollados es consciente de que una buena alimentación es la mejor forma de prevenir muchas enfermedades. Y, lo más importante, contribuye a la sostenibilidad del planeta.

La manera en que nos alimentamos también ha afectado a la agricultura. Según los datos de la ONU, la dieta humana ha contado habitualmente con 6.000 plantas o tipos de cultivos. Pero la demanda actual ha reducido la biodiversidad en este sentido, ya que nueve cultivos representan el 66%  de la producción total de cultivos en todo el planeta.

Un 14% de los alimentos se pierden en la cadena alimentaria y un 17% a nivel consumidor.

No obstante, tanto la alimentación como su conexión con una agricultura sostenible conforman el 2º Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030. El segundo ODS es «poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible».

Por eso es tan importante trabajar, cada uno desde su parcela, en ese objetivo. Es complejo de conseguir pero imprescindible para el futuro de todos. Y pasa por varias metas.

Tanto la alimentación como su conexión con una agricultura sostenible conforman el 2º ODS 2030

METAS A ALCANZAR

  • Apoyar a los pequeños agricultores, a esa agricultura a pequeña escala que tan importante es para la supervivencia de muchas personas en muchos países.
  • Asegurar la sostenibilidad de las prácticas agrícolas, para aumentar la productividad, contribuir al mantenimiento de los ecosistemas, adaptarse al cambio climático y mejorar progresivamente la calidad de la tierra y el suelo.
  • Mantener y cuidar la diversidad genética de las semillas y los cultivos.

La investigación, la cooperación y la inversión deben ir unidas para no dejar a nadie atrás

Leave a Comment

4 + trece =

Start typing and press Enter to search