Los bioestimulantes ya tienen reglamento: la mejor garantía para el agricultor

Los bioestimulantes ya tienen reglamento, lo cual es sin duda la mejor garantía para el agricultor y, como no, para el consumidor. Desde el pasado mes de julio ha entrado en vigor el nuevo Reglamento Europeo de Fertilizantes, una normativa muy reivindicada que da respuesta a algunas de las demandas del sector. Se trata de regularizar el papel de las empresas que nos dedicamos a la investigación e innovación en materia de productos para optimizar la agricultura.

Aunque hasta julio de 2022 no veremos los primeros productos con el marcado CE, la aprobación de esta regulación de los bioestimulantes por parte del Parlamento y el Consejo de Europa es una magnífica noticia. Pone en el lugar que merecen a estas ventajosas sustancias biológicas. Y es que los bioestimulantes influyen de forma positiva en los diversos procesos metabólicos de la planta y mejoran el rendimiento de cultivos saludables y sostenibles.

Nuevo reglamento europeo de bioestimulantes

Hay un nuevo reglamento europeo de bioestimulantes.

Lo más positivo del reglamento

El Reglamento de Bioestimulantes permitirá la libre circulación de biofertilizantes en toda Europa y determinará la calidad de unos productos agrícolas naturales que se hacen hoy día más necesarios que nunca. ¿Lo más positivo del reglamento? En nuestra opinión, éstos son los aspectos más relevantes:

  1. Supone mayor seguridad jurídica para los fabricantes.
  2. Facilita el acceso al mercado de productos innovadores, respetuosos con el medio ambiente y que garantizan la calidad de las cosechas.
  3. Define a los bioestimulantes como productos con una función similar a los fertilizantes y los excluye de los productos fitosanitarios, alejados de la Agricultura Residuo Cero, cada vez más extendida afortunadamente.
  4. Los fabricantes de bioestimulantes contamos con una legislación para comercializar sin desventajas estas soluciones naturales para la agricultura, en igualdad de condiciones con los productores de todo el mundo.
  5. Los bioestimulantes serán evaluados por entidades acreditadas, para garantizar que todos los requisitos de la normativa se cumplen.
  6. Los bioestimulantes sólo podrán declarar en la etiqueta sus beneficios probados. De esta manera, el agricultor podrá tener más claro qué producto elegir para atender las necesidades que en cada momento tengan sus cultivos.

Como dijo Patrick du Jardin, «los bioestimulantes se definen por lo que hacen, no por lo que son”. Du Jardin, jefe de Biología Vegetal de la Facultad de Ciencias Agronómicas de Gembloux (Universidad de Lieja), es uno de los mayores expertos mundiales en bioestimulación.

Leave a Comment

5 × cuatro =

Start typing and press Enter to search

MAFA Bioscience utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra página de "Política de cookies".

ACEPTAR
Aviso de cookies